Entradas correspondientes a la etiqueta 'Justificación'

Justificación

En Cuba, el medio ambiente y los recursos naturales son patrimonio común de la sociedad y constituyen, por tanto, intereses fundamentales de la nación en su conjunto, ahí que la atención a los problemas ambientales se debe realizar de forma integral y la escuela constituya un vehículo idóneo para lograrlo. Esta relación de la escuela con la sociedad va dirigida a que el hombre adquiera la información necesaria acerca del medio ambiente y su protección, que estos conocimientos sean trasmitidos de forma tal  que actúen en la formación de la conciencia y se convierta en actividades positivas sobre el cuidado de la naturaleza y el aprovechamiento racional de los recursos naturales. Contribuir a estos propósitos es el objetivo fundamental del Ministerio de Educación en el marco del perfeccionamiento continuo del Sistema Nacional de Educación para que la enseñanza se convierta en el verdadero promotor del desarrollo integral de las nuevas generaciones y promover el desarrollo de los alumnos en este sentido.

La política educacional tiene como fin formar a todo el pueblo, así como a las nuevas generaciones, en la concepción científica del mundo, desarrollando a toda plenitud humana las capacidades intelectuales, física y espirituales del individuo. Dentro de ella, la educación ambiental se convierte en un proceso educativo permanente que prepara a los ciudadanos para la comprensión de los principales problemas del ambiente de la época contemporánea, proporcionándoles conocimientos científicos-técnicos que permitan desarrollar la conciencia de la necesidad impostergable de proteger el entorno natural con actividades y acciones que contribuyan a la búsqueda de soluciones para los problemas que se manifiestan, así como lograr una consecuente protección, conservación, mejoramiento, transformación óptima y utilización racional del medio ambiente que garantice el pleno disfrute de la vida. Una eficiente educación ambiental propicia, de hecho, el desarrollo de la necesaria cultura ambiental en los escolares.

La Educación Ambiental implica, por lo tanto, la sensibilización por los problemas que afectan el medio ambiente,  desarrollo de las habilidades, hábitos, capacidades, actitudes; la clarificación de valores y las aptitudes para resolver estos problemas.

Constituye un proceso continuo y permanente que alcanza todos los ámbitos educativos, formales, no formales e informales y se desarrolla a partir de los problemas más cercanos hasta los de ámbitos regional, nacional, e internacional.

La escuela como institución social encargada de la educación de la personalidad de los estudiantes es responsable del desarrollo de la educación ambiental formal desde el preescolar hasta la universidad. Para hacer frente a este importante desafío el Congreso de Moscú (1987), diseñó una estrategia para la introducción de la educación y la formación ambiental en la década de los 90, la cual precisa la inclusión de la educación ambiental en los planes del estudio de todos los niveles de enseñanza, concebida no como una materia más añadir sino, por el contrario, y  con el reajuste de los programas de estudios de las diferentes materias, actividades extradocentes y extraescolares.

En correspondencia con lo anterior, resulta evidente la necesidad de la introducción de la dimensión ambiental en el currículo de la formación inicial de los niños. Esto presupone una concepción integrar en todo el proceso de enseñanza – aprendizaje, lo que implica la introducción de la problemática ambiental de forma coherente desde el primer año de vida.

Enlace permanente a este artículo: http://aulag.aulas.rimed.cu/2013/11/28/justificacion/